Este hombre le hace tatuaje a los niños para animarlos

Seguramente desde que estamos pequeños nos encantaba comprar todo tipo de chicles de esos que traían tatuajes, ya que nos encantaba ponerlo en nuestros brazos e incluso intercambiar cualquier que tuviéramos repetido, amábamos coleccionar cada uno de los modelos que habían.

Realmente nos hacía sentir que éramos bastante grandes, aunque para nuestras madres era una pesadilla poder quitarlos, sobre todo porque llegaba la hora de ir al colegio y estos no se habían quitado de nuestra piel, así que a aparte de buenos recuerdos, nos trajo algunos problemas en casa.

Benjamín Lloyd, es un neozelandés el cual se encarga de hacerle tatuajes a los niños, pero no te asustes, son tatuajes temporales. Los hace con un aerógrafo, y ha creado muchos diseños que los niños pueden llevar por un día o más, son fáciles de lavar y siempre pide el permiso de los padres antes de hacerlo.

La diferencia es que Benjamín lo hace con un motivo muy poderoso, un motivo que seguramente muchos no pensaban, y es que le gusta hacer este tipo de tatuajes temporales en aquellos niños que se encuentran enfermos, ya que esto puede ayudarlos a mejorar la confianza en sí mismos ante su enfermedad.

[spoiler title=”VER ARTICULO COMPLETO”]

Conoce más sobre los tatuajes de Benjamín

Todo esto inició cuando lo hizo por primera vez con su hijastro, que se encontraba delicado de salud, aunque lastimosamente este niño perdió la vida con tan solo 7 años de edad.

Sus tatuajes están hechos a partir de pigmento negro a base de agua, y que además dura unos 10 minutos, lo impresionante es el diseño y el realismo que este hombre puede darle al tatuaje.

Benjamín asegura que los hace porque cuando era pequeño sus compañeros de clase lo molestaban porque tenía una cicatriz en su mano debido a una quemadura que había sufrido.

Lloyd afirmaba: “Me molestaban cada día en la escuela, así que yo mismo dibujaba algo sobre la cicatriz. Practiqué mucho, mejoraba cada vez, eventualmente los chicos me buscaban para que los pintara y les cobraba tarjetas deportivas, o canicas”. “Ahora lo hago por estos chicos, quienes se asombran con el resultado final, pues en cuanto se ven el tatuaje su confianza crece”.

En las redes sociales muchos son quienes los apoyan, sin embargo nunca faltan las criticas hacia su trabajo debido a que consideran que no es la mejor forma en la que un niño puede verse proyectado.

Él cree que es una forma en la que los niños pueden sentirse realmente felices y además les permite romper los prejuicios sobre las personas que se encuentran tatuadas.

Ya queda tu opinión a cargo de este tema, quizás muchas personas consideren que está mal, pero hay otros que van a apoyar este trabajo, todo es por la diversión y la felicidad de los niños.

Comparte esta información…

[/spoiler]
-->