Nadie se imaginó lo que esta piloto le haría a esta azafata

En donde quiera que estemos, siempre vamos a encontrar a alguien que puede ayudarnos cuando estamos en las peores condiciones, cuando creemos que ya no hay salida, y cuando sentimos que más nada podemos hacer, siempre vamos a lograr un buen avance para nuestra vida y nuestra salud.

Es por esta razón que una de las cosas que siempre debemos hacer cada día, es totalmente agradecidos, no solo con lo que tenemos, sino también con las personas que nos rodean, ya que de esta manera podemos mejorar nuestra relación con los demás y a la vez ser recompensados por la vida.

Muchas veces el dar sin necesidad de recibir algo a cambio puede ser realmente bueno para nuestra vida, por el hecho de que la vida se encarga de devolverte cada cosa buena que has hecho, y cuando menos te lo esperas, tienes la capacidad de mejorar tu vida y tu sentimiento hacia lo demás.

Te queremos mostrar esta historia conmovedora y además inspiradora, de dos mujeres que decidieron unir su amistad y llevarla a un nivel donde no hay cosa que pueda pagar lo que la una por la otra hicieron, así que lo mejor que puedes hacer es conocer esta historia y aprender de ella.

[spoiler title=”VER ARTICULO COMPLETO”]

Conoce como estas amigas crearon un lazó irrompible entre una azafata y la capitan

La piloto Jodi Harskamp, trabaja para la aerolínea Alaska Airlines, lamentablemente hace 4 años un incendio hizo que la casa y todo lo que Jodi tenía se volvieran ceniza, perdiéndolo todo.

Justo cuando ella acababa de tener un bebé, lo cual complicaba mucho la situación de su familia y personal, ella creía que ella había perdido realmente todo.

Sin embargo sus compañeros de trabajo la ayudaron en todo lo que pudieron, incluso siempre que podían la ayudaban con comida y palabras de aliento. Una de esas personas fue Jenny Stansel, una azafata que trabajaba en la misma línea aérea, y que un día después del incendio, le llevó una bandeja de lasaña a Jodi.

Y por mucho tiempo estuvo ayudándola en todo lo que podía, por lo que se volvieron muy buenas amigas. Sin embargo un día Jodi se enteró por lo que pasaba Jenny, y es que ella tenía una enfermedad renal crónica, por lo que los médicos le indicaron que necesitaba el trasplante de un riñón  o de lo contrario iba a morir.

Jodi no dudó en un segundo hacerse los exámenes para donarle un riñón a su gran amiga, mientras tanto Jenny tuvo que hacerse diálisis, ya que sus riñones funcionaban a un 6% de su capacidad, luego de un tiempo, los resultados dieron positivos por lo que el trasplante de riñón podía ser posible.

Jodi asegura que aunque haya perdido un riñón su amiga va a estar viva, por lo que es un cambio bastante justo. Y aunque ahora deba cuidarse un poco más, no hay duda de que ambas chicas sin duda crearon un lazo mucho más fuerte luego de esta gran muestra de amistad.

Es por eso que cuando hay una gran amistad, no hay ningún problema que pueda surgir en medio de los dos. Apreciar a las personas que tenemos realmente es lo mejor que podemos hacer.

Comparte esta información…

[/spoiler]
-->