La muerte es solo un viaje hacia otro lugar, esto es ya una realidad, los estudios de esta doctora alemana lo confirman

Comprender los caminos de la muerte ha sido uno de los proyectos más fútiles que al que el hombre se ha podido dedicar desde siempre. Los más grandes avances en este campo son los que se realizan desde la religión. Pero esto es lógico: la religión nació como respuesta a la necesidad de saber si hay más allá.

En realidad es muy poco o nada lo que hasta ahora podíamos saber con certeza acerca del otro mundo. El problema es que para tener experiencia empírica en este campo hace falta nada menos que estar muerto. Sin embargo, existen personas que han estado muertas por breves períodos de tiempo y han vuelto.

No, no se trata solamente del Jesús de la biblia, o de Downey Robert Jr. de la película Los vengadores. En efecto hay personas que han podido tener la bendición de morir y volver. Hasta ahora nadie se había preocupado por saber qué habían visto o experimentado esas personas, pero una doctora lo hizo por fin.

Los resultados de su investigación son extraordinarios. Principalmente porque demuestran que sí hay un más allá de este mundo, al que el alma parte. De modo que si te daba miedo caer en un hueco vacío después de la muerte, descarta este miedo y empieza a informarte mejor con respecto a lo que vas a encontrar allá.

[spoiler title=”VER ARTICULO COMPLETO”]

No debes tenerle miedo a la muerte, se trata solo de un desplazamiento del alma a un plano superior

La psicóloga en traumas de CPR y necrología, Elisabeth Kübler-Ross dedicó cinco años de su vida a entrevistar a personas que estuvieron muertos por unos minutos, y que lograron volver. La mayoría de ellos estuvieron en terapia intensiva.

El fenómeno se llama naikua, que en griego significa “regreso de la muerte”. Las palabras de todos los entrevistados coincidían en varios puntos. Pero lo principal es que todos se vieron en la situación de cruzar por un túnel de luz y volvieron.

Lo más interesante de esta experiencia es que en todos los casos, los que testificaron, dijeron haber sido recibidos en el otro lado por personas a las cuales, en vida, les tuvieron un profundo afecto; abuelos y abuelas, y padres y madres.

Una vez que los viajeros de la naikua se reunían con sus seres queridos, las palabras que estos les proferían tenían, en general, el mismo contenido: “hijo, aún no es tu hora, debes volver”. Y minutos después la persona despertaba, después de haber estado inconsciente por algún tiempo.

Toda la investigación de la doctora Kübler-Ross fue publicada finalmente en el año 1987, bajo el título de La muerte: un amanecer. Muchos escépticos han intentado desvirtuar las investigaciones de esta doctora, pero el libro cada vez tiene más y más ediciones en el mundo, lo que implica que algo de cierto debe de haber en todas sus palabras.

Si estás interesado en saber lo que hay en el más allá, este es tu momento de adentrarte en una aventura, de la que seguro querrás estar de vuelta.

Comparte esta información…

[/spoiler]
-->