La desgarradora carta que una chica de veinte años le escribió a su padre

En la actualidad, el valor de la familia de las familias ha quedado totalmente desfasado. Se podría decir que hay muy pocas familias con los valores altruistas que había y se mantenían hace tantos años. Sin embargo, aún quedan familias con verdaderos valores, pero no es la tendencia.

Es normal encontrar hoy en día un niño o una niña sin padre o madre por cuestiones que son moralmente cuestionables. Esta falta de valores en la sociedad actual no solo es exclusiva de las familias sino que responde a un deterioro general del ser humano y sus valores.

Se pueden encontrar familias que están separadas por divorcios, pero tanto padre como madre siguen muy pendiente de sus hijos e hijas. Sin embargo, de esos casos no son de los que queremos hablar en este artículo. Queremos hablar de los casos en los que el padre huye de sus responsabilidades.

Esos son los casos más graves y de los que podemos encontrar millones en todo el mundo. Sin embargo, qué pasa por la mente de estos niños cuando ven que todos tienen padres y ellos no. Una vez que adquieren madurez, ¿Cómo responden a su situación? Aquí te mostraremos un ejemplo.

[spoiler title=”VER ARTICULO COMPLETO”]

Más de una persona lloro al leer esta carta

Es impredecible saber que va a ocurrir con un niño que no ha tenido padre, o que no ha conocido a uno durante toda su vida. Por su mente pueden pasar mil cosas, desde las más lógicas hasta las menos pensadas.

En el caso de las menos pensadas no nos referiremos a casos vergonzosos o crueles solamente, sino a reacciones que demuestran una madurez impresionante. Este es caso de Mary.

Mary nunca conoció a su padre ya que esté abandonó a su madre mucho antes de nacer. Su madre asumió toda la responsabilidad de ella junto a su familia, especialmente su abuelo. Este se convirtió en el padre que no pudo tener Mary y suplantó esa figura llenando ese espacio hasta que Mary creció lo suficiente para darse cuenta de la situación y, sobre todo, comprenderla.

Ella comprendió que su padre no estuvo porque no quiso estar y que debía de agradecer por la vida que le toco vivir y el hecho de que nunca le faltara amor. Escribió una carta en donde se desahogó. Estaba dirigida a su padre y fue descubierta por su madre. Dice, al final de un montón de reproches que perdona a su padre y que espera que sea muy feliz.

Todo un caso de madurez y de sentimientos muy fuertes que conmoverán el corazón de cualquiera.

Comparte esta información…

[/spoiler]
-->