Conviértete en un experto de los masajes con estos consejos

Tu pareja, hija o hijo llega exageradamente cansado a casa. Lo único que quiere es descansar y un buen masaje, pero uno de verdad no unos simples golpes dados al azar y sin ningún tipo de coordinación por todo el cuerpo, pero sencillamente, no lo sabes dar y no se lo puedes ofrecer.

El arte de los masajes parece muy sencillo pero la verdad es que no es. Todos se creen expertos en masajes por dar unos cuantos golpes y hacer unos movimientos raros sobre la superficie del cuerpo. Sin embargo, aprender a dar masajes no es aprender física nuclear. Se puede aprender, pero requiere un poco de esfuerzo.

Aunque no seamos especialistas en dar masajes podemos aprender algunas cosas y seguir algunos  consejos que nos ayuden a acercarnos lo más posible a un masaje, no profesional, pero algo que pueda ser llamado masaje. En este artículo te diremos cuáles son esos consejos. Te aseguramos que la persona con la que los apliques quedará encantada.

Después de todo no cae nada mal unos cuantos minutos de relajación en manos de alguien que es conocido y sobre todas las cosas que no te cobrará lo mismo que en un spa donde mínimo te van a querer sacar uno o los dos ojos de la cara por un simple masaje de media hora.

[spoiler title=”VER ARTICULO COMPLETO”]

Conviértete en una masajista profesional

Seguramente, muchas personas que conocemos nos han dado masajes, personas no profesionales que hacen lo mejor que pueden. A pesar de no ser profesionales pueden ayudarnos a relajarnos y calmar tensiones

Y, si personas no profesionales sin ningún tipo de experiencia y noción pueden darnos buenos “masajes”, imagínate cómo será alguien con nociones de masajes que sabe lo que hace. Sin duda alguna vale la pena intentarlo.

  1. No debes masajear el área donde está ubicada la columna. Muévete hacia las demás áreas.
  2. Debes masajear con la mano completa, no con una sola área de la misma.
  3. Haz movimientos que comiencen en los hombros y vayan bajando hasta la cintura con movimientos suaves cuando comiences el masaje. Intensifica a medida que pasas nuevamente por un área.
  4. Cuando vas a masajear alguna extremidad debes calentar bien el área realizando varios movimientos. Si hay mucho dolor en un área aplicar presión con la yema de los dedos.
  5. Masajea los hombros con movimientos suaves. Es un área en el que se puede acumular mucha tensión.
  6. Si vas a masajear la cara debes pedirle a la persona que se relaje por completo y debes masajear con ritmo de forma lenta

Aplica estos tips la próxima vez que desees masajear a alguna persona y verás cómo te lo agradecerá. Sin duda quedara satisfecha.

Comparte esta información…

[/spoiler]
-->