Rejuvenece tu piel con este método natural

A través del tiempo nuestra piel se encuentra expuesta a muchas desventajas que hace que pierda su elasticidad, brillo e hidratación, el polvo, el humo del ambiente, y los fuertes rayos del sol pueden hacer que nuestra piel se desmejore considerablemente y se vea opaca y muy descuidada.

El uso de cremas hidratantes, y mascarillas para la piel actualmente es bastante popular, sin embargo muchas veces estos tratamientos no se adaptan a todo tipo de piel, y la persona no obtiene el resultado que estaba deseando.

Es por eso que muchas veces vemos a gente en la calle cuya piel ya se ve bastante reseca e incluso opaca y manchas, y si hablamos del rostro suelen tener esas líneas de expresión y una que otra arruga asomada en algún lado.

Una de las mejores cosas que nos ha brindado la naturaleza son todos aquellos compuestos que ha creado para mejorar diversos aspectos de la salud y que además nos brindan más de un beneficio con su simple uso.

[spoiler title=»VER ARTICULO COMPLETO»]

Utiliza aceite de coco y bicarbonato de sodio para mejorar tu salud

En caso de que no estés enterado el aceite de coco es un hidratante maravilloso que no solo puedes emplear en tu piel, sino también en todo tu cabello.

Por otro lado el bicarbonato de sodio se usa muchas veces como un ingrediente de cocina, y actualmente es popular para la limpieza del hogar como pisos y muebles.

Juntando estos dos ingredientes puedes obtener la mezcla perfecta para mejorar todo lo relacionado con tu salud cutánea.

Ingredientes:

  • Aceite de coco.
  • Bicarbonato de sodio.

Preparación:

  1. Echa dos partes de aceite de coco junto con una de bicarbonato.
  2. Mezcla ambos ingredientes hasta que se forme una especie de pasta.

Uso:

  • Antes de comenzar limpia muy bien tu cara con el desmaquillador de tu preferencia.
  • Aplica la crema ya preparada y masajea tu rostro por unos minutos.
  • Deja reposar en tu cara por unos 10 minutos más.
  • Pasado este tiempo lava tu rostro con agua tibia.
  • Lava nuevamente pero esta vez utilizando agua fría, esto cerrará tus poros.
  • Con una toalla seca tu piel sin frotar.
  • Repite esta aplicación tres veces por semana.

Al pasar un vez empezarás a ver los fantásticos cambios que va a traer esta mascarilla y lo fabulosa que quedará tu piel con este tratamiento.

Comparte la información…

[/spoiler]
-->