Estas son las consecuencias que sufren tus hijos cuando cometes una infidelidad

Cuando empezamos a tener una familia nuestros pasos y decisiones siempre van a influir en cada cosa que hagamos, es por eso que nuestras malas decisiones siempre van a influir en nuestros hijos, por más sencilla que sea la mala decisión nuestros hijos siempre van a pagar parte de las consecuencias, es por eso que es tan delicado.

Además si vives con tu pareja debes garantizar que en amarla y respetarla para siempre, y tratar de si hay algún problema resolverlo rápidamente antes de que todo pueda empeorar, las peleas nunca son las mejores soluciones.

Una de las cosas que normalmente sucede es que muchas veces cuando ya no sientes amor con tu pareja o esas ganas de seguir con ella se acude a la infidelidad, lo que cual no es de las mejores opciones que se puede tomar.

Y si bien esta no es la mejor opción son muchas las personas que acuden a estas relaciones secretas para salir de los problemas que tienen en casa, pero no piensan en lo que puede ocurrir cuando su pareja o hijos llegan a enterarse.

[spoiler title=»VER ARTICULO COMPLETO»]

7 cosas que le ocurren a tus hijos con tu infidelidad

Cometer una infidelidad no solamente afecta a tu pareja sino también a tus hijos, una vez que cometas una mala decisión que los afectes le dejarás un muy mal recuerdo.

Y una herida en su corazón que puede tardar en sanar y que con el tiempo si no se toman las medidas necesarias crearán un desprecio hacia ti totalmente irremediable.

Estas son algunas cosas que suceden cuando cometes una infidelidad:

  1. El daño al niño empieza desde el momento en que decides cometer este acto, y una vez que todo termina y ocurren las separaciones esto empeora.
  2. Empiezan a sentir que deben ir por el lado de papá o de mamá más no pueden estar en un punto medio que pueda aliviar su indecisión.
  3. Hace que a medida que crezcan duden en si algún día encontrarán a esa persona que no pueda herirlos así como sus padres se hirieron mutuamente en el pasado.
  4. Pierden la confía de todos y pueden volverse más tímidos y rebeldes de lo normal.
  5. Empiezan a sentir cierto miedo a la soledad y al abandono, que cualquiera pueda hacerle.
  6. Experimentan la traición y todos los sentimientos que con ella vienen incluidas, el miedo, el dolor, y la tristeza y la ira acompañan todo esto.
  7. Le das el ejemplo a tu hijo de que si tu pudiste él también puede hacerlo en un futuro, solo eres un ejemplo para alguien que quiere ser infiel.

Si ya no quieres a tú pareja o las cosas están mal pues trata de solucionarlo, hay muchas maneras de hacerlo sin necesidad de ser infiel, y en tal caso termina con esa relación formalmente en vez de estar escondiendo algo más. Los hijos llegan a ser lo más importante en nuestras vidas, no los lastimes de esta manera.

Comparte esta información…

[/spoiler]
-->