Mantén la higiene de tu esponja de baño con estos consejos

Mantener la higiene de todo con lo que tenemos contacto es imposible. Sin embargo, hay ciertas utensilios, sitios y herramientas que deben mantenerse lo más limpias que se puedan ya que pueden afectar de manera directa y muy gravemente nuestra salud si mantienen una higiene incorrecta.

Uno de esos utensilios es nuestra esponja de baño. Este utensilio es indispensable para muchas personas en su baño, sin embargo, no saben mantenerla limpia. ¿Por qué es tan necesaria mantenerla limpia? Porque con este utensilio precisamente nos aseamos, es decir, no nos podemos mantener nuestra higiene con algo sucio.

Además de ser una herramienta de aseo esta esponja es restregada por todo nuestro cuerpo, es decir, puede ocasionar problemas como infecciones, irritaciones, erupciones, etc. En este artículo te daremos algunos consejos para evitar esos problemas y mantener tu esponja de baño lo más limpia posible.

Alarga la vida útil de tu esponja de baño manteniéndola limpia

El baño suele ser una zona en la que se acumulan gran cantidad de bacterias y microbios que si no controlamos se pueden volver muy nocivos para nuestra salud. Esas bacterias y microbios suelen desplazarse a los utensilios de nuestro baño.

[spoiler title=”VER ARTICULO COMPLETO”]

La esponja de baño suele ser uno de esos utensilios. Sin embargo, podemos asegurar lo más posible la higiene de la misma si sigues los consejos que te daremos en este artículo. Evitarás muchos inconvenientes manteniendo una higiene adecuada.

Estos artículos también te pueden interesar:
  Este secreto te encantara, y le diras adios a las moscas de tu hogar
  Estas actividades diarias están arruinando tu cuello y lo peor es que no lo sabes
  Crea tu propia mayonesa y disfruta de platos deliciosos pero saludables

Haz que se seque bien

Las bacterias de los baños suelen preferir la humedad. Si dejamos que nuestra esponja permanezca mojada será el lugar ideal para las bacterias. Cuando la termines de usar ponla en un lugar que permita que se seque.

Lávala y desinféctala

Puedes lavar tu esponja de baño con cloro o con vinagre y agua caliente. Solo te llevara quince minutos. Cuando termines ponla a secar. Realiza este procedimiento con regularidad para que la esponja se mantenga limpia.

Sométela a altas temperaturas

Introdúcela en el horno o microondas de vez en cuando por unos diez o veinte minutos. Esto eliminara muchas bacterias que se suelen pegar a su superficie. Recuerda introducirla húmeda para evitar que se queme.

Una limpieza adecuada de este utensilio te garantizara una mejor higiene y evitar muchas enfermedades. Sigue estos consejos y asegúrate beneficios cada vez que vayas a la ducha.

Comparte esta información…

[/spoiler]
-->