Nadie quiere tener hijos malcriados ¡Por eso te damos estos consejos!

Vivir con un niño malcriado puede convertirse en algo muy difícil. No solo te armará berrinches cuando estés en la calle y cuando se le antoje algo, sino que además hará que te preocupes sobre cómo será en el futuro, cuando se convierta en adulto. Muchas veces esas actitudes indeseadas son culpa de los padres, por lo que debes aprender a erradicarlas.

Emma Jenner ofrece algunos consejos o guías o sobre qué comportamientos evitar y cuáles promover si quieres que tu hijo pase de ser malcriado a transformarse en un niño educado y paciente, respetuoso de las normas y de las opiniones ajenas. Si sufres con los berrinches que tiene tu niño en cualquier situación, este artículo es para ti.

Emma Jenner protagoniza un programa de televisión llamado Take Home Nanny, donde se desempeña como niñera. Si alguna vez lo has visto, sabrás que la niñera, a través de los métodos correctos, logra inculcar modales en los desastrosos niños de distintas familias, detectando la raíz del problema de conducta.

Cinco cosas que estás haciendo mal al criar a tus hijos

Si no permites que otros regañen a tus hijos, estás haciendo mal. Cuando dejas a tus hijos al cuidado de otros es muy probable que hagan travesuras, por lo que debes instruir a la persona sobre la mejor manera de reprenderlos, para infundirles respeto y modales.

[spoiler title=»VER ARTICULO COMPLETO»]

Si les das todo lo que te piden en el momento en que lo piden, los estás malcriando. No solo haces que se conviertan en personas con mal genio, sino que además son incapaces de aprender cómo enfrentar las situaciones, lidiar con ellas y resolverlas por sí mismos.

Estos artículos también te pueden interesar:
  ¡Estos productos del hogar pueden provocar cáncer de piel!
  Consume este alimento para prevenir derrames cerebrales y la presión alta
  Mira cómo puedes eliminar el insomnio

Si les tienes miedo a tus hijos, es momento de hacer algo. Tu hijo no puede dominar las situaciones valiéndose de berrinches y llantos, y mucho menos si tú temes que arme una escena de este tipo.

Si tratas de cubrir sus exigencias antes que todo, es probable que te llenes de culpa si no lo haces. Esto es muy frecuente si trabajas demasiado, pues luego tratas de compensar al niño complaciéndolo en todo.

Si justificas acciones que no son aceptables. Cuando asumes que el mal comportamiento de tu hijo es normal, el niño también lo cree así.

Comparte esta información…

[/spoiler]
-->