Conoce a la bebé que murió por 8 minutos pero la regresaron a la vida

Es bien sabido por todos que el embarazo es uno de los momentos más importantes en la vida de una mujer e incluso de su pareja. El hecho de poder dar vida a un nuevo ser es un acontecimiento único e incomparable que proporciona la máxima felicidad. Todos los embarazos son diferentes, es por ello que las mujeres se cuidan mucho durante los nueve meses que dura la gestación.

Tal es el caso de Bex, quien tuvo un embarazo tranquilo y con los debidos cuidados, pero su pesadilla comenzó cuando nació su bebe Willow.

Al sacar a Willow del vientre de su madre, los doctores observaron que su ritmo cardíaco disminuía, sus padres estaban realmente preocupados porque la pequeña no lloraba. Su corazón se detuvo y no fue sino hasta después de ocho minutos que comenzó a latir de nuevo.

Medidas efectivas para que la bebé sobreviviera

a3a8eca1ecd3b455b8a4c84e7520d869-800x448Los doctores al ver que el corazón de la bebe comenzó a latir nuevamente, tomaron la decisión de someterla a una terapia de hielo para corroborar que no existiese ningún tipo de daño y de ser así minimizarlo, pues la niña había estado muchos minutos sin oxigenación hacia su cerebro. Dicha terapia consiste en colocar al bebe en una incubadora especial para estos casos.

La pequeña duro tres días en dicha incubadora, mientras sus padres pasaban los peores momentos de vida al no saber si su hija sobreviviría.

Luego de la terapia, permaneció entubada para evitar que cualquier efecto negativo se produjera en ella. Pasaron semanas y la bebe aun no lloraba debido a los tubos que tenía en cuerpecito.

Luego de esto continuaron los exámenes, que arrojaron como resultado que la pequeñita no tenía ningún daño cerebral, por lo que las medidas tomadas por los doctores surtieron el efecto deseado.

Quince años han pasado de la experiencia vivida por Willow y sus padres Bex y Martin, quienes se encuentran realmente felices y disfrutan cada día de la vida de su hija, quien se ha convertido en una jovencita divertida, alegre y feliz.

Por suerte el final de esta historia fue excelente y quedo como una experiencia más para recordar y valorar la vida, pues hoy sabemos que estamos mañana tal vez no.

Deja tus comentarios…

-->