¿Sabías Que Tus Mocos Podrían Ser Medicina? En Tu Nariz Puede Haber Una Gran Cura!

Tu nariz no sólo está llena de vellos y de mocos, ya que científicos de la Universidad de Tubinga, Alemania afirman haber descubierto el primer antibiótico escondido dentro de la nariz humana.

El estudio fue publicado en la revista Nature. Los científicos estaban investigando por qué la bacteria Staphylococcus aureus es responsables de tantas muertes causadas por  infecciones nosocomiales difíciles de tratar. Ya se sabía que esta bacteria vive dentro del 30% de las fosas nasales de las personas.

Pues los científicos querían entender porque estas bacterias se alojan allí y la teoría es que las bacterias pelean entre sí para ver quién domina el espacio de la nariz, ya que al no ser un medio ambiente propicio para la vida, no muchas especies pueden sobrevivir allí. Para entender esto, los investigadores infectaron ratones con S. aureus, y después de eso, también los contaminaron con otras bacterias Staphylococcus.

 

¿Para cuándo estará lista?

mocosPara sorpresa de los involucrados en el proyecto, a los ratones no les fue tan mal. Pues resulta que en las narices también estaba la bacteria S. lugdunensis.

Esta bacteria vive en la nariz, pero también mata a otros microorganismos. Esta bacteria sintetiza un tipo de antibiótico de gran alcance, el cual es conocido como lugdunina.

Las bacterias dañinas no pueden crear resistencia contra esta, incluso cuando se colocan en contacto con pequeñas cantidades del antibiótico. El descubrimiento podría marcar el comienzo de una nueva era en la lucha contra las infecciones bacterianas, y los investigadores creen que otros antibióticos pueden estar escondidos en diferentes partes de nuestro cuerpo.

La investigación está todavía en  comienzo y todavía habrá que examinar con más profundidad. Los investigadores creen que la falta de resistencia de las bacterias puede ser un fenómeno momentáneo. «La resistencia es producida naturalmente por organismos que tratan de sobrevivir por millones, si no miles de millones de años. Se va a desarrollar, es inevitable», dijo Brad Spellberg, profesor de medicina clínica en la Universidad del Sur de California. Además, el S. lugdunensis por sí mismo puede crear problemas si llegara a entrar en contacto con partes del cuerpo como los ojos, la boca, etcétera.

Deja tus comentarios…

 

-->